Ritmo y Drible

Pablo Arias Ramírez es un joven de 17 años que disfruta de la música y no es solo el hecho de sentarse a gozar de las notas que componen una sinfonía o de los acordes de una canción. Y es que Pablo no solo disfruta de la música sino que también la compone y produce. “podría decir que la pasión por la música esta conmigo desde que nací ya que mis padres siempre han sido unos grandes apasionados musicales y cuando tenía tres años me inicie en el piano… recuerdo que teniendo cinco años me presente en un recital con estudiantes de la facultad de música en la Universidad Tecnológica a de Pereira pero cuando cumplí seis hasta me aburrí ya que estando tan pequeño no tenía la disciplina necesaria ni sabía el talento que poseía”.

Su carrera musical continuó y a los siete años incursionó en el mundo de la percusión, tocando batería, pero a causa de problemas en la escuela donde recibía clases, se vio obligado a retirarse hasta tener doce años. Edad en la cual decidió invertir sus ahorros en una batería y desde aquel momento, practica mínimo una hora al  día.

Sus gustos musicales son variados ya que sus inicios con el piano lo acercaron a los grandes compositores clásicos, aunque en la batería fácilmente saca ritmos que pueden pasar del Rock al Punk o al Metal con gran destreza. Pero tal y como dice nuestro estudiante “a medida que fue creciendo mi conocimiento musical, me fui concentrando en otros géneros como Soul, el Funk y en estos momentos estoy dedicado en la totalidad al Jazz”.

La música electrónica

Gracias a un proyecto de pre C.A.S*, ( Programa de Creatividad, Actividad y Servicio que hace parte del núcleo del programa del diploma del bachillerato internacional)* Pablo Arias descubrió la música electrónica e inició  su paso por este género “ al principio no me gustaba esa música hasta que se inició el proceso de descubrimiento y entendí que dentro de ese tipo de música habían cosas interesantes y géneros experimentales así que me di en la tarea de aprender y hoy en día me encanta la música electrónica, mezclar y producir tanto así que diría que me dedico un 50% a la batería y un 50%  las mezclas”.

Basketball

Otra de las pasiones de este estudiante es el Baloncesto, deporte en el cual Pablo se ha destacado bastante y ha sido integrante de clubes como el Matecañas al igual que de la Liga Risaraldense de Baloncesto.  Su agilidad y destreza para este deporte es tal, que hace un mes y medio aproximadamente, el equipo Caney en donde nuestro estudiante de grado undécimo se desempeña como alero, salió campeón del torneo categoría mixta semiprofesional.

De igual manera, la semana pasada Pablo viajó a la ciudad de Medellín con el fin de jugar un torneo internacional categoría sub 18, allí pese a que su equipo terminó en quinto lugar, lograron clasificar para jugar  el torneo interclubes de la Federación Colombiana de Baloncesto que inicia en el mes de Agosto.

Educación Virtual

Pablo Arias hace parte de la modalidad en educación virtual hace un año y para él este modelo educativo “es un tipo de educación que me ha permitido continuar en un excelente colegio con unos profesores estupendos”.

Otra de las características que destaco este joven fue “la flexibilidad con la que se cuenta, esto me ha ayudado bastante pues me permite tomar mis clases de batería en horas en que debería estar en un salón recibiendo una clase normal presencial”

“los profesores son muy comprensivos cuando uno va a una competencia  u otro tipo de eventos, pero se mantiene siempre un nivel de exigencia académico alto al igual que un sentido de responsabilidad y cumplimiento”, agregó el estudiante.

 

Juan Manuel Ramírez Osuna obtiene el mayor puntaje en las pruebas IB

Foto: Juan Guillermo Gaviria

“El IB ha sido de gran ayuda para mi vida” dice Juan Manuel Ramírez Osuna, egresado de LPV que obtuvo el mayor puntaje del colegio en las pruebas IB. Gracias a ello, Juan Manuel recibió una beca de parte de la prestigiosa Universidad de Nuestra Señora del Rosario en Bogotá en donde piensa realizar estudios de Economía.
“Me encanta lo autónomo que es el aprendiaje con el IB” asegura Juan Manuel, pues dice que la autonomía le ha ayudado mucho en su vida después del colegio en donde debe organizar su propio tiempo y saber aprovecharlo al máximo.
Con respecto al nivel de dificultad, Juan Manuel tiene un mensaje para los estudiantes que estén pensando en hacer el programa:
“Lo mejor es aprovecharlo y tomárselo en serio porque esto puede ayudarles mucho a potenciar su vida académica.”
Le desamos a Juan Manuel muchos éxitos en la Univerisdad del Rosario y a donde sus aventuras lo lleven, seguros de que siempre dejará en alto el nombre de LPV.
#OrgulloLPV

SaveSave

Un campeón de talla mundial

En días pasados, nuestro estudiante y joven tenista pereirano Mateo Gómez Taborda, logró salir campeón en dos modalidades del deporte blanco en México. Durante su debut en el país azteca, Gómez alcanzó el título en el Circuito Mundial Junior al quedar campeón del Querétaro Junior Cup en equipo con el sueco Lancelot Carnello, ganando el título de dobles masculino del certamen y pocos días después obtuvo nuevamente el primer lugar al superar con creces al tenista brasileño Bruno Oliveira en el Jalisco Junior Cup, dejando a nuestro estudiante de noveno grado en la posición 199 del ranking mundial.

“Nunca pensé en ganar los once partidos consecutivos, además que contra quienes jugaba eran más altos y  mayores, yo apenas tengo 15 años y ellos 18”, asegura Mateo.

 

Pasión:

El tenis siempre ha sido una pasión para Mateo ya que desde muy corta edad se inició con este deporte, específicamente a los ocho años cuando fue instruido por Johnny Pérez, su entrenador desde aquel entonces y que lo ha acompañado hasta la fecha, sumado a que como dice este joven estudiante “el tenis es como una pasión familiar, mi familia, los Gómez siempre se han destacado en el deporte y mi papá es un gran apasionado”.

Trayectoria y planes a futuro:

Mateo a sus 15 años ya ha jugado en toda Suramérica, algunos países de Centroamérica como honduras, Guatemala, México y Panamá.

También ha jugado en Europa, donde compitió contra jugadores grado 1, para lo cual debió estar entre los mejores ocho de Latinoamérica.

Este año Gómez regresa al viejo continente, con el fin disputar el ranking mundial de la ITF frente a otros deportistas de todo el mundo.

Educación Virtual

Mateo asegura que modalidad de educación virtual “es exigente pero con esfuerzo y dedicación se pueden lograr los objetivos propuestos, al igual que en el tenis”.